02/08/2019

Una serie de eventos desafortunados

Nota Diaria 02/08/2019

Una serie de eventos desafortunados

 

 

 

Ataque sorpresa
Luego de haber criticado abiertamente a la Fed por su última decisión de tasas, el Presidente de Estados Unidos Donald Trump se despachó ayer con un nuevo ataque comercial a China. En esta ocasión, Trump anunció que a partir de septiembre Estados Unidos elevará en 10 puntos las tarifas que pesan sobre las importaciones de USD300bn en productos de China. Con esta medida, la tarifa promedio a las importaciones de China escala a 21,5% desde 3,1% en 2017, según un informe de PIIE. Como siempre, desde China las autoridades prometieron responder con nuevas medidas si la suba de tarifas efectivamente se implementa, aunque aún no explicaron que medidas tomarían.

Perdidos en el espacio
El reporte de empleo de Estados Unidos para julio perdió algo de protagonismo en medio de las tensiones comerciales y un confuso mensaje de la Fed, aunque igual es importante para seguir evaluando la salud de la economía. La economía creó 164k empleos no agrícolas, los ingresos promedio por hora se aceleraron a 3,2% a/a y la tasa de sub-empleo cayó a 7,0%; todas señales que apuntan a un mercado laboral sólido y cada vez más ajustado.


Mejora lentamente la recaudación
La recaudación tributaria creció 53,4% a/a en julio, cifra que representa una contracción de 0,3% a/a real. Las retenciones a las exportaciones crecieron 159% a/a real aunque siguen evolucionando por debajo de lo que esperaba el gobierno al elaborar el Presupuesto 2019. El IVA interno descendió 1,2% a/a real apuntando a un mejor desempeño del consumo, mientras el impuesto a los créditos y débitos bancarios avanzó 1,3% a/a real sugiriendo que la actividad se sigue recuperando. Con todo, la recaudación de julio mostró mejores números pero aún sin evitar que el gobierno tenga que seguir avanzando en la contracción del gasto para cumplir con sus metas fiscales.


Una serie de eventos desafortunados
Los anuncios de Trump de ayer significaron un nuevo golpe para un mercado que llegaba impactado por los anuncios de la Fed el miércoles. A nivel global, hubo fuertes bajas para las acciones y commodities, lo que junto con un dólar que alcanzó su punto más fuerte desde marzo de 2017 configuró un complicado cóctel para las monedas emergentes.

En este marco, los activos argentinos también sufrieron. Los spreads de los bonos en dólares subieron 50pbs en el tramo corto de la curva, 30pbs en el tramo medio y 20pbs en el tramo largo; redondeando una rueda para el olvido. Los bonos en pesos también estuvieron golpeados a lo largo de todas las curvas, mientras la licitación de Leliq dejó como saldo una nueva suba de la tasa de referencia (+25pbs a 60,65%). Finalmente, el S&P Merval descendió 1,64% con apenas $833mn operados y el tipo de cambio se depreció 1,12% a $44,36 en un movimiento que simplemente acompañó a las monedas con las que comercia Argentina.


Los mercados abren con nuevas bajas para los futuros del SPX (-0,42%) y el Euro Stoxx 50 (-2,72%). Los rendimientos de los USTs bajan 1,6pbs a 10y y 3,2pbs a 30y a medida que caen las expectativas de inflación. El dólar opera estable ante las monedas desarrolladas pero gana terreno ante las emergentes (0,33%), anticipando nuevas presiones a nivel local. Entre los commodities rebota el WTI (2,22%) y los agrícolas operan en alza: maíz (0,87%), trigo (0,72%) y soja (0,66%).

 

 

Powered by Ingematica